Compartir

Dentro de la clasificación de los colores pasteles entra cualquier tonalidad de un color que sea “suave”, estos se logran porque cuentan con la presencia del blanco entre sus combinaciones. Este tipo de colores se tiende a asociar con neutralidad, ligereza y comodidad, son normalmente utilizados para proyectos relacionados con niños por sus cualidades de transmitir tranquilidad.

En los países con estaciones son más usados durante la primavera, principalmente para decoraciones de interiores de espacios. Entre los colores más destacados de esta categoría podemos conseguir: celeste, aguamarina, ocre, salmón, marfil, rosa y lila.

Una buena combinación de estos colores pasteles en tus proyectos, les dará un toque único, muy vintage. Evita combinarlo con otras tonalidades, como por ejemplo los colores fuertes, el resultado de contrastes tiende a no verse bien, a menos que estés intentando un degradado de color.

¿Estás listo para jugar con los colores pasteles? ¡Tenemos para ti múltiples productos con estas tonalidades! ¡Resaltadores, cartulinas, temperas, plumones! Solo debes dejar tu imaginación y arriesgarte a combinarlos en tus proyectos.